domingo, 15 de enero de 2017

Alegres flamencas hindúes de Pol Núñez


Por Ana García Romero

(Fotos: AGRJ)(©Copyright)

La firma cosechó un nuevo éxito con una colección cómoda y llena de colorido en la que los retales son la fuente de inspiración


Tiene un sello propio y muy particular, una firma que nació hace ya algunos años de la mano de dos hermanas, María del Mar y Delia Núñez Pol, un sueño hecho realidad que fue creciendo y creciendo, hasta el punto de tener que separar sus creaciones en dos ramas bien afianzadas y repletas de éxitos. María del Mar se dedicó a diseñar fiesta y novias y Delia se hizo cargo de las flamencas.

Con la llegada de una nueva temporada, hay que pensar en el nuevo look para la Feria y las romerías de este año, y como ésta se celebra en primavera, qué mejor que esta colección llena de colorido y alegría.



Flamenca Pol Núñez es una de las firmas más esperadas en cualquier pasarela, y no fue menos en su presentación de 2017 en el hotel Alfonso XIII en Sevilla. Los retales son el centro de esta colección, denominada Retales de ilusiones, cuidados, mimados, reutilizados, porque nada sobra y todo puede servir.

La diseñadora mezcla vivencias, culturas, sentimientos, recuerdos, como los de su madre haciéndole su primer traje blanco de organdí de algodón; o de su hermana, nerviosa porque llegaba la Feria e iban a contrarreloj; o de su propia alma.

La influencia de un reciente viaje a la India es evidente en sus propuestas, realizadas en algodón, batista, seda o punto de lycra, tanto para estampados como para diseños de lunares, todos ellos, acompañados por destacados mantoncillos de inspiración hindú -a juego o haciendo contraste con el vestido-, de edición limitada, diseñados por la propia Delia y made in Spain. Pueden ir con o sin flecos, tanto largos como más recortados.




Los talles suben, lo que otorga más comodidad a la mujer por ejemplo a la hora de caminar, y los vuelos pueden ser infinitos, como en la espectacular bata de cola que cerró su desfile, en la que el corte sube hasta debajo del pecho y se completa con volantes rematados en zig-zag y con madroños de colores.

Pero se vio mucho más; diseños en los que los volantes adornan todo el cuerpo con gran acierto; otros que parecen más clásicos pero en los que siempre se encuentra alguna pista del espíritu libre de su creadora. Por ejemplo, las mangas pueden ser muy destacadas, en cascada, livianas, cortas como detalle, amplias...

Porque en Flamenca Pol Núñez no se siguen los dictámenes de las tendencias; es más, se crea moda.





Como se vio por ejemplo en las propuestas para amazona; clásicas, sí, pero con un toque inconfundible: coderas y pañuelo a la cintura al estilo colorista del patchwork de croché. E incluso chalequillo y chaquetilla en la misma línea. Arriesgada, actualizando clasicismo y tradiciones.

En los trajes de flamencas en lunares -ni grandes ni pequeños-, más tradicionales, se mantiene el talle sin subir en exceso pero nunca baja de la rodilla, los tejidos caen con naturalidad, los escotes se abren y los volantes disminuyen en tamaño y aumentan en número.



Los colores elegidos para esta línea pasan por combinar coral con blanco, verde con violeta, azul cielo con celeste o un bonito amarillo que con gran acierto ribetea en gris.

Añadió propuestas más festivas con clara influencia hindú y del mismo modo, complementos, como largos y discretos collares y pendientes destacados.

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí damos una muestra.


Ángeles Verano, elegancia imprescindible en la Feria


Por Ana García Romero

(Fotos: AGRJ)(©Copyright)

Marina Heredia recibió el premio Flamenca con Arte


Se acerca la temporada de Feria y si hay un nombre que no puede faltar a la hora de buscar el traje de flamenca perfecto, ése es el de Ángeles Verano.

Este año ha querido plasmar su Alma en su nueva colección, que presentó en el hotel Alfonso XIII ante un numerosísimo público con muchas ganas de ver sus propuestas.

Alma irradia fuerza y elegancia, a través de un alegre y variado colorido en vestidos bien cosidos y estudiados.

La base de sus diseños está en unos tejidos naturales muy escogidos -algodón, seda, lino, brocados...-, que hacen que quien viste estos trajes se sienta cómoda, suave, sin sensación de picores o roces, con capacidad de movimiento, ligera...; lo ideal para pasar a gusto horas en la Feria, y desde EL BALCONCITO lo corroboramos por experiencia propia.

Ángeles Verano propone diseños exclusivos y artesanos, ya que, tras pasar horas trabajando en dibujar sus ideas para plasmarlas en el papel y luego en las telas, nunca habrá dos iguales.




Son esos tejidos los que sirven de inspiración a la diseñadora, que crea patrones con una perfecta costura, como quedó claro en cada uno de los cuarenta vestidos de flamenca que llevó a la pasarela.

Lisos y estampados predominan en su nueva colección -también se vio algo de lunar pero fuera de su redondez clásica-, incluyendo propuestas en animal print. Colores suaves en las gamas de azules, malvas y beige se alternan con tonos más vivos como amarillo, naranja o rosa chicle, sin olvidar el clásico negro.




Verano apuesta tanto por mangas como por su ausencia, que, en este caso, pueden ser sustituidas por flecos en el hombro. Éstos pueden también partir de los cortes asimétricos, sirviendo de adorno. Destacados son también sus mantones y mantoncillos, pintados a mano por Rocío Casado.

No faltaron diseños de inspiración flamenca, vestidos enterizos al cuerpo con largo por debajo de la rodilla, estampados o lisos con detalles florales que se complementan con livianas chaquetas que se alargan a modo de abrigo gracias a flecos cosidos.


En cuanto a los complementos, Ángeles Verano contó con la colaboración de Marga Macías para pendientes y peinas elaborados en porcelana y cristal con hojas de esmalte y flecos; Ópalo Negro para flores enramadas en terciopelo y matizadas a mano, y Ana Barbero, para los flecos de los mantones.

Pero hubo más en la presentación, ya que la diseñadora aprovechó esta cita para celebrar una nueva edición de su premio Flamenca con Arte, que en esta ocasión recayó en la cantaora granadina Marina Heredia, integrada en esa generación que mantiene en su cante y en su valía el cante añejo, el de los cantaores antiguos.


El premio Flamenca con Arte, que este año estuvo presentado por Agustín Bravo, pretende promover y revalorizar una moda de estilo cien por cien andaluz que tanto ha inspirado a grandes creadores internacionales, además de distinguir cada año a una mujer que luzca con elegancia los trajes de flamenca y de contribuir al crecimiento de el traje regional andaluz.



Para recibir este premio, la mujer elegida debe ser luchadora, con una impecable y reconocida trayectoria profesional y que muestre esa imagen tanto dentro como fuera de Andalucía.

La propia Ángeles Verano habla así de este galardón: "No es necesario ser de Andalucía para recibir este premio, con el que pretendemos promocionar el arte flamenco por todo el mundo. Así podemos abrir las puertas aún más a una moda que está viva y que crece, demostrando que todas las mujeres pueden ser flamencas con arte".

Aquí ofrecemos una muestra de la nueva colección Alma de Ángeles Verano.


 

 




lunes, 9 de enero de 2017

El Rastrillo de Nuevo Futuro de Sevilla, del 8 al 11 de febrero en el hotel Meliá Lebreros

María Bonilla (vicepresidente Nuevo Futuro), Antonio Agudo (autor del cartel) y Mercedes Camacho (Fundación Cajasol)

Antonio Agudo es el autor del cartel de esta edición, que fue presentado en la Fundación Cajasol

Del miércoles 8 al sábado 11 de febrero. Ésas son las fechas de una de las citas sociales y solidarias más importantes del año en Sevilla: el Rastrillo de Nuevo Futuro, que de nuevo vuelve a tener como sede el hotel Meliá Lebreros, que, además, muestra su nueva y renovada imagen.

Para ir abriendo boca, la sede de la Fundación Cajasol acogió la presentación del cartel de este año, en el que su autor ha querido representar la imagen de un niño que mira al Cielo sonriente y lleno de esperanza.

El pintor Antonio Agudo (Sevilla, 1940) ha sido el artista que en esta ocasión colabora con esta asociación, que dedica sus esfuerzos a defender y proporcionar posibilidades de un futuro próspero a niños abandonados o privados de familia, dotándolos de un hogar y de estudios, para lo que Nuevo Futuro precisa de la ayuda de todos, ya que todo ello supone un considerable desembolso.

Pero la causa lo merece, y el Rastrillo ofrece numerosos atractivos para el visitante. Para empezar, la entrada a este mercadillo tan sólo cuesta 3 euros, que dan acceso a todo un mundo de complementos, decoración, moda para adultos y niños, joyas, gastronomía, ajuar doméstico, antigüedades, mobiliario...

Además, entre todos estos puestos hay nombres tan conocidos como los de Rocío Porres y sus joyas; la moda de Vichy Mozo; los artículos de menaje, decoración, ropa de bebé y hogar de Vainica, con María del Mar Zerpa al frente; los dibujos de Tony Benítez, los complementos de Lourdes Mauri, los mantones, complementos y mantillas de Sandra Barón y Rocío Terry con Baron&Terry...

Además de otros lugares destacados como El Rincón del Pintor, en el que diferentes artistas exponen y venden sus obras; el puesto Las Canasteras, creado en su día por Cayetana Fitz-James Stuart duquesa de Alba; Santas Justa y Rufina, regentado por la presidente de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, Isabel de León marquesa de Méritos, o La Maestranza, en donde suelen verse toreros y otros rostros conocidos relacionados con el sector.

Además, en cuanto al tema gastronómico, el Tentempié, La Molletería y el Salón de Té ofrecen la posibilidad de reponer fuerzas, al igual que La Parrala, en donde se concentra la mayor actividad de ocio de esta cita.

Es en La Parrala en donde se celebran almuerzos solidarios, donados por conocidas empresas del sector de la hostelería, además de contar con numerosas actuaciones musicales que harán bailar y disfrutar a todos los asistentes. Para ello, María Cuquerella y Alfonso Candau se encargarán coordinarlo todo y de reunir a un nutrido grupo de voluntarios que serán quienes sirvan las bebidas, tapas y platos a todos los visitantes.

Volviendo a la presentación del cartel de este año de Nuevo Futuro Sevilla, que desde hace treinta años preside María Pepa de la Serna, tuvo lugar en el transcurso de un acto al que asistieron responsables de esta ONG, como las vicepresidentes María Bonilla y Regla Piñar, y varios de sus colaboradores, además del autor de la obra.

Manuela Carretero (Coca Cola), Mercedes Camacho (Fundación Cajasol),
Antonio Agudo (autor cartel), María Bonilla (vicepresidente de Nuevo Futuro),
Ana Barrero (ABC), Regla Píñar (vicepresidente de Nuevo Futuro),
Ramón Bullón (Ferrovial) y Mónica Gutiérrez (Nuevo Futuro)

Antonio Agudo comenzó sus estudios artísticos siendo niño, con tan sólo 12 años de edad. Tras unos años en Madrid, regresa a Sevilla e ingresa en la Escuela Superior de Bellas Artes, creando después su propio estudio.

En 1967 viaja a París para ver por primera vez a Picasso, y en 1971 ingresa como profesor en la Escuela Superior de Bellas Artes al frente de la materia 'Dibujo del Antiguo y Ropajes', dedicándose íntegramente a la práctica de la pintura y la enseñanza.

Desde 2015 es académico de Bellas Artes en Cádiz.

jueves, 22 de diciembre de 2016

Decoración e interiorismo, por Ana Abascal

Ana Abascal y su hija, Patricia Medina, en su espacio de Paseo de Colón 18 (Sevilla)
Por Ana García Romero

(Fotos: AGRJ)(©Copyright)

En su espacio de Paseo de Colón 19 (Sevilla) reúne con buen gusto todo un universo de antigüedades y otros objetos y piezas más vanguardistas


Mediodía de un soleado diciembre en Sevilla. Un original espejo, de esos que cualquier persona con buen gusto querría tener en su casa cueste lo que cueste, da la bienvenida al visitante, después de que éste pase por una alfombra de hojas caídas. Ya era una sugerente pista de lo que íbamos a encontrar.


Nos adentramos en el nuevo espacio de interiorismo y decoración de Ana Abascal, un lugar que envuelve, atrae y hace pensar en redecorar el hogar. Recorremos diversos ambientes, porque, aunque en realidad se trate de una tienda, es más, mucho más.

Sobre una mesa vestida en tono ocre amarillo, una bandeja de limones, unos tomates de los de verdad y unas ordenadas sardinas ocultas comparten ubicación con destacadas piezas de una cubertería de plata.


Biombos con aires orientales separan diferentes espacios, en los que se encuentran sillas de estilos muy variados, clásicos y vanguardistas; cuadros de siglos pasados; los platos de Ángel Pantoja, quien también quiere estar aquí presente; una bandeja con forma de hoja; mesas y bancos de exterior adaptados a interiores; cerámicas; originales vajillas; espejos de multitud de estilos; un colorido diván; candelabros; consolas; mapas; grabados; cristalería o una espléndida lámpara realizada con cuernos de ciervo.

A lo que hay que sumar una amplia librería repletas de tomos relacionados de una u otra forma con su trabajo y sus mesas de trabajo.


Todo un universo de antigüedades y otros objetos y piezas más vanguardistas que se mezclan entre sí para dar como resultado espacios llenos de atractivo y buen gusto, con los que es posible adaptar a la vida cotidiana objetos de otras épocas.

A Ana Abascal le gusta mezclar, pero para lograr un óptimo resultado hay que saber hacerlo. Desde siempre tuvo claro que era una enamorada del mundo artístico y estético, una pasión que la ha llevado durante su vida a trabajar y colaborar con grandes profesionales de proyección internacional.

Pero también a desarrollarse en ámbitos como la moda -aquí coincide con su hermana Naty-, diseño de vestuario para ópera, decoraciones efímeras, interiorismo y antigüedades.

Se trata de un espacio ecléctico, según lo define Ana Abascal, situado entre la Plaza de Toros y el Teatro de la Maestranza, con objetos de diferente origen, época y estilo, pero siempre elegantes o con algo de fantasía.


Es la propia Ana quien se encarga de buscar la mercancía que más tarde mostrará y pondrá a la venta en su espacio, y que elige basándose en la calidad, elegancia de líneas y proporción de las mismas.

Ella trata de encontrar piezas únicas que tengan "una vida y una personalidad" "que me emocionen y me ayuden a crear espacios vividos y confortables en ambientes actuales", a la vez que intenta ofrecer "variedad a la oferta de antigüedades que existe en Sevilla", algo que consigue gracias a sus conocimientos del mercado nacional e internacional y al empeño que pone para estar al día de todas las cotizaciones.

Además, Ana Abascal dedica parte de su tiempo a realizar proyectos de decoración, dentro de un negocio en el que la mercancía va rotando.
El espacio de interiorismo y decoración de Ana Abascal se encuentra en el Paseo de Colón 18, aunque también se puede acceder a él por la calle Velarde 10.

Allí fuimos recibidos por la propia Ana, su hijos Patricia y Felipe Medina, y sus amigos Carlos Telmo y Alfonso Candau de Génova Comunicación, que en todo momento nos explicaron cada detalle.

¿Te lo vas a perder?






jueves, 1 de diciembre de 2016

Joyas únicas y Girasol-Reloj, por Rocío Porres

Cuando Rocío Porres avisa de que tiene algo nuevo que mostrar, rara es la persona que no acude presta a su llamada. Alegre, divertida, seria en su trabajo y apasionada en sus diseños, Rocío ha ampliado su familia de joyas trasladando su emblema, el girasol, a pieza de relojería.

Su flor fetiche se vuelve inmortal una vez más, después de que haya sido -y siga siendo- protagonista en colgantes, pulseras, gemelos, broches, pendientes..., que también pueden construirse en forma de hojas o flores entre otras formas diversas.

Las esferas de su nuevo Girasol-Reloj, con movimiento de cuarzo, son rojas, negras o blancas, su color preferido, que se pueden combinar con correas de piel en dorado, blanco, rojo, negro, de vaca o de serpiente, a las que se unirán más adelante las metálicas.


Los relojes están cuidados tanto en la cara como en el revés, en donde como detalle se ha grabado la silueta de un girasol.

Para su elaboración, Rocío ha elegido el bronce bañado en oro, un material poco utilizado en relojería pero que a la diseñadora le gusta por su textura, fuerza y dureza. Por eso también lo utiliza en otras de sus líneas de joyas-escultura.

Son piezas fundidas a la cera perdida, como en las esculturas, que dan lugar a joyas firmadas y numeradas -en principio, ha salido a la venta una edición limitada de 250 unidades, a 495 euros-.




Rocío Porres una sevillana apasionada por el mundo del arte. Matisse y Dalí siempre rondan su mente y su alma, y están presentes en su estudio-taller de la calle Archeros 19 y también en sus colecciones.

La creadora vivió unos años en Londres, contactó con el mundo del arte y, a su vuelta a España, descubrió todo un universo en la ciencia de la Gemología. Porres supo aunar ambas pasiones y hacerlas tangibles a través de sus joyas, que ya han obtenido un reconocimiento internacional.



Sus viajes por numerosos países han hecho que su visión de la joyería sea amplia, infinita, diferente, lo que ha hecho que diferentes diseñadores de moda cuenten con ella para sus desfiles en pasarela.


Piezas que no pasan desapercibidas, ya sean las de mayor tamaño o las más pequeñas, que siempre aportan atractivo a quien las luce, por ejemplo, cuando una novia va buscando el complemento ideal para rematar su look nupcial, y de pronto se encuentra con esas tiaras que tanto han gustado a todas.

Rocío Porres ha logrado imprimir un sello especial a cada una de sus creaciones, que no dejan indiferente, gracias a un cuidado trabajo y estudio previo de materiales como metales nobles y piedras preciosas que se transforman en obras de arte.



Además de sus colecciones, la diseñadora también ofrece la posibilidad de estudiar a sus clientes para crear la joya exacta individualizada para cada persona de cualquier edad y sus necesidades y gustos.




Para la presentación de sus nuevos relojes-girasol la sevillana reunió a numerosos amigos, a los que ofreció un aperitivo en el que nunca faltaron las pipas de girasol, acompañados de gintonic con Puerto de Indias, la rosa y la negra.

¿Vas a ir de compras? ¿Tienes que hacer un regalo especial? Rocío Porres te espera en la céntrica calle Archeros. No te lo pierdas